domingo, 9 de noviembre de 2008

Las unificaciones italiana y alemana: rasgos comunes

Para comprender bien ambos procesos de unificación nacional, es interesante observar cómo presentan una serie de características comunes. Los esquemas que acompañan esta entrada, provenientes de http://historiacontemporanea-tomperez.blogspot.com/también os servirán sin duda de mucha ayuda.

1. El impacto de las guerras napoleónicas
Ya sea luchando a favor o contra Napoleón, el nacionalismo se convierte en una ideología clave del momento, como lo demuestran los “discursos a la nación alemana” de Fitche. Por otra parte, los ideales provenientes de la Revolución Francesa (libertad, soberanía nacional) también influyeron en la ideología nacionalista de la época, que la Restauración rechazará pocos años después.

2. Ambos tienen un nacionalismo cultural que acompaña al nacionalismo político.
En el caso italiano, existe un Risorgimento (resurgimiento, recuperación) de tipo cultural, que se plasmó en literatura (Manzoni, D´Amicis) o en música (vimos el caso de Verdi). En Alemania, podemos citar a los hermanos Grimm, que viajan por toda Alemania recopilando cuentos populares, o el músico Wagner.

3. Fracaso del nacionalismo liberal
Las oleadas revolucionarias de 1820, 1830 y 1848 afectaron plenamente a Italia y a Alemania, pero todas fracasaron en su intento de crear un estado nacional y unificado, garante de la soberanía nacional, a partir de la revolución popular. En el caso de Italia, el fracaso del movimiento de la Joven Italia de Mazzini en 1830, o incluso la renuncia de Garibaldi a seguir con su revolución republicana en 1860; en el caso de Alemania, el fracaso del Parlamento de Frankfurt en 1848.

4. La importancia de la economía
En el nuevo contexto de la economía capitalista e industrial, es fundamental la existencia de un gran mercado nacional. La creación del Zollverein (Unión aduanera), en 1834, con sus 26 millones de consumidores, es un buen ejemplo.

5. Los motores de la unificación
En ambos casos la unificación partirá de los dos principales estados de la región: Cerdeña-Piamonte, en el caso italiano, Prusia en el caso alemán (aunque en este último caso existía la competencia de Austria). Y, cursiosamente, en ambos casos había una pareja de gobernantes que dirigirán todo el proceso: Victor Manuel-Cavour, y Guillermo-Bismarck.



6. La utilización de la guerra y
de la diplomacia
La unificación no se conseguirá por revoluciones populares. Ahora, serán los cañones y los diplomáticos los que conseguirán la creación de los nuevos estados alemán e italiano. En el caso alemán, guerras con Dinamarca, Austria y Prusia.

Un mapa animado y comentado del profesor Francisco para resumir el proceso

4 comentarios:

Alemania geek dijo...

Me ha gustado mucho esta síntesi de la formación de Alemania y Italia, pero las imágenes podían ser un poco más grandes? Me gustaría ver los reinos con más detalle.

cesar vargas dijo...

eto me servido mucho de verdad porque esta resumido y tiene exactamente todo preciso.........gracias de verdad............

Anónimo dijo...

Gracias. Muy bueno, sí señor.

monserrat nuñez esteban dijo...

Excelente! :D