domingo, 9 de marzo de 2008

El Gran dictador


La primera película hablada de Charles Chaplin es El gran dictador (1940), una sátira sobre los fascismos y una defensa de la libertad y de la democracia. Charles Chaplin tiene aquí un doble papel – por el fue nominado al Oscar-, el del dictador de Tomeinia, Astolfo Hynkel, y un barbero judío del mismo país que perdió la memoria luchando por su patria en la Gran Guerra. Además de la sátira de Hitler aparecen otras sátiras como la de Napoloni, dictador de Bacteria (mi personaje favorito, una burla genial de Mussolini) , o la de dos lugartenientes de Hynkel, Garbischt (Goebbels) y Herring (Goering).


La película se rodó ya iniciada la Segunda Guerra Mundial – todavía no participaban los EE.UU.- y denuncia en especial la persecunción al pueblo judío. Enlazando con otra de las entradas ( ¿ es posible trivializar el fascismo y el holocausto? ) es interesante conocer esta declaración de Chaplin, quien afirmó que no hubiera realizado la película de haber sabido el horror de los campos de concentración. Chaplin al final de la película emociona también con un manifiesto donde expone el horror de la guerra y lo terrible que es para las personas estar sometidas bajo la figura de un dictador.

Un material didáctico sobre la película en http://www.edualter.org/material/pau/dictadore.htm
Curiosidades sobre la película (con algún error, como que la película se autorizó en Alemania en 1958 y no en 1998), en http://tepasmas.com/curiosidades/grandict
Y algunas escenas de la película: el baile con la bola del mundo

su trabajo como barbero judío en http://es.youtube.com/watch?v=ugRSNCUk2pM El discurso final tras la anexión de Osterleich (el barbero disfrazado de Hynkel) en http://es.youtube.com/watch?v=he26DAbk3Sw

1 comentario:

maria dijo...

Me gusto mucho esa pelicula, desde luego Chaplin era un genio del humor